Las pruebas

Cuando mi nieta me miró a los ojos: humillada y herida como nunca, yo supe que no habría policía capaz de interpretar lo que se siente cuando dos delincuentes destrozaron tu tierna adolescencia, tu esperanza, tus sueños, tu destino, en mitad de la calle, armados con navajas o cuchillos.
Una semana transcurrió esperando encontrarlos por los alrededores del distrito en donde perpetraron el ataque. No me fue dado ver ni un detective haciendo su trabajo. Pero mi vigilancia rindió frutos.
Nunca dudé al respecto. Ni un instante siquiera. La descripción de Laura fue precisa. Eran esos salvajes depravados siguiendo su rutina.
Pasaron a mi lado como si no existiera. Nadie mira a mujeres que pasan los ochenta. Hasta pude tomarles una foto antes de que ingresaran a su cuarto en el hotel de precio conveniente para su condición de expresidiarios.
Sin prisa alguna abordé ese taxi que cruzó la avenida y le llevé a la víctima la imagen capturada en la memoria de mi viejo móvil.
Serena como nunca esperé las palabras que me expulsaron fuera, hacia el desequilibrio. Aguardé a que saciara la sed de mis preguntas, que los reconociera, que les examinara los atuendos, los rostros, las sonrisas insolentes. Ese cinismo con que representaban su rol de impunidad a plena luz del día.
Como en un ramalazo, pasaron por mi mente los años trabajados con los niños, los libros, la ternura, el compromiso. Un vendaval de vida ante mis ojos, apuntalado a fuerza de servicio, de solidaridad y obligaciones. De prudencia y empeño. De exigencia.
Acaricié la cabellera rubia mientras su llanto me mojaba el pecho, deposité en la frente el apremio de un beso y me interné en la hondura de sus ojos buscando alguna huella de su antigua alegría.
No recuerdo si dije hasta mañana

Cuando toqué a la puerta vi una pupila oscura reflejarse, prudente, en la mirilla. Y quizás me estudió de arriba abajo. Pero abrió sin sospechas.
El estallido lo arrojó de espaldas y la sangre brotó entre los escombros de su virilidad ejecutada.
Su compañero comenzó a gemir, a suplicar piedad, misericordia. Yo apunté nuevamente al centro de sus piernas.
Manden ayuda urgente que los salve. Quiero verlos de nuevo, en el estrado, cuando los juzguen, cuando los condenen, cuando los precipiten a la cárcel. Pero tengan ustedes la certeza de que ya no podrán seguir violando la integridad de nadie.
Disculpen que una anciana jubilada se haya permitido esta osadía de ejercer la justicia por su cuenta. Pero es que ustedes suelen ser tan blandos. Y los jueces tan fríos.

Aquí traigo las pruebas del delito. Ésta 9 milímetros herencia de mi esposo y mis manos gastadas dispuestas para el test de parafina.

1 comentario:

Esther Andradi dijo...

Buenísimo, querida Norma. Impecable. Como los tiros de la anciana.
Abrazos
Esther

Seguidores

Acerca de la autora

Acerca de la autora
Centro Cultural de la Ciudad de Santa Fe

Biobibliografía

Datos biográficos:
Nació el 5 de Junio de 1945 en la ciudad de Santa Fe, República Argentina, su lugar de residencia.

Libros publicados: * Más allá de las máscaras (Poesía-Santa Fe,1989); * El vuelo inhabitado (Poesía-Santa Fe,1990-* Premio Edición en el Certamen Regional Rosalina Fernandez de Peiroten-Asociación Santafesina de Escritores-Santa Fe-Argentina); * Habitantes del paisaje-Capítulo: Mi voz a la deriva (Poesía-Santa Fe,1ª Ed.1990/2ª Ed.1991); * Tiempo de duendes (Poesía-Santa Fe,1991); * El amor sin mordazas (Poesía-Seuba Ediciones-Barcelona,1992- * Premio Edición en el Certamen Internacional Villa de Martorell-Barcelona-España; 2ª Ed.Santa Fe,1994-3ª Ed.México,2004); * Crónica de las huellas (Poesía-Vinciguerra,2000- * Premio Alicia Moreau de Justo; 2ª Ed.México,2004); * Un muelle en la nostalgia (Poesía-2001); * A espaldas del silencio (Poesía-2002); * Desde otras voces (Poesía-Linajes Editores-México,2004-Santa Fe,2005); * La memoria encendida (Poesía-Santa Fe,2004); * Pese a todo (CD-Poesía al alimón, en co-autoría con Silvia Delgado Fuentes-2004); * A solas con la sombra (Poesía-2005-Editorial Alebrijes-E-books), * Bitácora del viento (Poesía-2006-Editorial Alebrijes-E-books); * Historias para Tiago (Poesía-2007-Editorial Alebrijes-E-books); * En nombre de sus nombres (Poesía-2008-Editorial Alebrijes-E-books); * Réquiem por los pájaros (Narrativa-2010-Editorial Alebrijes-E-books)

Archivo del blog

Datos personales