Prólogo: Amanda Pedrozo Cibils

Réquiem por los pájaros

Sin duda, Norma Segades Manias es una escritora de entrañas desgarradas (desde luego, esto no es literal, pero nunca está de más un poco de sentido del humor, sobre todo porque nuestra querida escritora no nos dará ni un respiro ni nos ahorrará un solo dolor apenas incursionemos en su literatura sustancial). Por eso mismo, su poesía nunca fue, es ni será "l'art pour l'art". No, porque su compromiso es impiadoso hasta con ese fondo de ternura que late en su decir. No es de las que ceden, no es de las que callan ni amenguan los golpes, los gritos o las heridas. Y cuando su temática se amolda a los pliegues de la narrativa, no por eso pierde ese sentido poético profundo que es arrastrante, impetuoso como las aguas del río Paraná.
No ha sido una sorpresa comprobar la misma fuerza poética en sus cuentos. Pero sin duda, Norma ha encontrado una veta poco explorada, así que lo dinamita todo con el don de la palabra más incisiva y nos entrega la verdad sin disfraces. No es una narradora que mira desde la distancia -o a cubierto- de un castillo de cristal omnisciente, como otros y otras hacen, tanto por facilismo como por no estar consustanciados realmente con las desgracias sociales. De ninguna manera: ella es la propia voz, carne y sangre de sus personajes y en la medida en que hurga sin piedad en las heridas, las va sanando o resolviendo en el horror irremediable. Mujeres dolidas y dolorosas, vengativas y de alma acuchillada, con un fondo intocado de inocencia que a pesar de los pesares respira en cada una de ellas, en cada corazón partido por la injusticia, los abusos, la discriminación de género, la soledad sin lágrimas.
Una madre clama por su hija quemada por el hombre que dice amarla y sin embargo por eso mismo la hace su víctima: "ese despojo casi calcinado estuvo nueves meses en mi vientre, alimentado por el mate amargo y rodajas de pan hecho en el horno que armamos en el patio... y ahora que ya está grande, que ya cumplió los veinte, que tiene un buen trabajo y una hija gateando por la pieza, viene este desalmado que la golpeaba siempre hasta el desmayo -como a usted tantas veces le explicamos- y discute con ella y le reprocha que ya no lo ame tanto y le arroja nafta sobre el cuerpo y la convierte en una tea humana". Y es a un policía a quien le dice en ese cuento ("Vos también") convirtiéndolo en prototipo del salvajismo machista: "no me mirés así, con ese aire de perdonavidas, defensor de los machos que maltratan la vulnerabilidad de las mujeres, golpeador vos también, verdugo vos también, cómplice vos también, hijo de puta". ¿No es la verdad cara a cara, acaso?
Con este cuento abre Segades Manias su libro "Réquiem por los pájaros". Así que desde la primera página a la última, no hay perdón para nadie. Como no hubo perdón para esas mujeres sacadas de la desgracia y del corazón del pueblo, las que sufren calladas y calladas son capaces de pequeños milagros de sobrevivencia, víctimas y también hacedoras de vida. Luego poblarán nuestros recuerdos (a fuego, porque es así como marcan su huella los cuentos de Norma) una mujer que asesina y presenta ella misma el arma del homicidio ("Aquí traigo las pruebas del delito. Esta es la 9 milímetros herencia de mi esposo y mis manos gastadas dispuestas para el test de parafina", de "Adiós a las treguas"); el grito al cielo porque Dios no responde cuando se le ruega que pare la violencia, el ataque, el cuchillazo, la violación, la muerte ("en mi mirada ciega sólo quedó el esbozo de sonrisa que se asomó a tus labios, abajo del bigote, ayer, cuando mi hermana me dejó a tu cuidado", y es que el violador completó su obra "Mientras Dios no estaba"); y la asesina que se sabía descubierta por haber perdido un zapato en su prisa por huir y es allí donde no hay opción sino poner los pies en el suelo, porque, nos dice "-No hay tiempo para reyes ni bailes ni palacios. En el barrio los ratones son ratones, y las calabazas, calabazas-".

"Réquiem por los pájaros", el cuento que da título al libro, escapa -se me ocurre decir que se debe a esas alas de pájaros muertos- de la denuncia de crímenes contra mujeres y niñas y niños, los abusos, la injusticia, la indiferencia social. Allí nos encontramos con el vuelo (como de ángeles caídos) que araña con ganas lo más alto, para convencer absolutamente pero no ya a voces sino en un susurro extraño: ¿dónde está Dios? Peor que negar su existencia, se lo acusa de indiferencia. Por eso, es un mundo caótico, por eso el caos no tiene remedio y a veces, se cumple la venganza, dada la ausencia de la justicia y porque a Dios le importa un carajo. Y si le importa, no hace nada, no responde a los ruegos, a los rezos. Es como dice la autora: "y hace bastante tiempo no despliega milagros".

Sin adelantar más que lo dicho: para develar la trama de estos cuentos tendrán que avanzar a corazón desnudo, se les convertirá en una cuestión personal con víctimas y victimarios, aunque nunca antes se hayan planteado así la lectura. Una cosa es segura: no podrán escapar a la fascinación de mirar a través de los ojos de Norma Segades. Y entonces tampoco tendrán piedad de criminales como el que dice "por eso es que te llevo de paseo al borde del estanque... y te pido que no me tengas miedo. Y te pido que calles, que no grites... que no quiero golpearte. Que no quiero. A menos que lo hagas necesario" (del cuento "Sólo yo te presiento"). Lo que lleva a una última consideración: duele -y la autora no esconde su desgarramiento- sacarse la piel a estironazos para ponerse en la mente de un victimario, un asesino impiadoso, y entenderlo. Por todo eso, no hay duda de que "Réquiem por los pájaros" es un libro insustituíble, visceral e impecable.

Amanda Pedrozo (Asunción del Paraguay-enero 2011)

No hay comentarios:

Seguidores

Acerca de la autora

Acerca de la autora
Centro Cultural de la Ciudad de Santa Fe

Biobibliografía

Datos biográficos:
Nació el 5 de Junio de 1945 en la ciudad de Santa Fe, República Argentina, su lugar de residencia.

Libros publicados: * Más allá de las máscaras (Poesía-Santa Fe,1989); * El vuelo inhabitado (Poesía-Santa Fe,1990-* Premio Edición en el Certamen Regional Rosalina Fernandez de Peiroten-Asociación Santafesina de Escritores-Santa Fe-Argentina); * Habitantes del paisaje-Capítulo: Mi voz a la deriva (Poesía-Santa Fe,1ª Ed.1990/2ª Ed.1991); * Tiempo de duendes (Poesía-Santa Fe,1991); * El amor sin mordazas (Poesía-Seuba Ediciones-Barcelona,1992- * Premio Edición en el Certamen Internacional Villa de Martorell-Barcelona-España; 2ª Ed.Santa Fe,1994-3ª Ed.México,2004); * Crónica de las huellas (Poesía-Vinciguerra,2000- * Premio Alicia Moreau de Justo; 2ª Ed.México,2004); * Un muelle en la nostalgia (Poesía-2001); * A espaldas del silencio (Poesía-2002); * Desde otras voces (Poesía-Linajes Editores-México,2004-Santa Fe,2005); * La memoria encendida (Poesía-Santa Fe,2004); * Pese a todo (CD-Poesía al alimón, en co-autoría con Silvia Delgado Fuentes-2004); * A solas con la sombra (Poesía-2005-Editorial Alebrijes-E-books), * Bitácora del viento (Poesía-2006-Editorial Alebrijes-E-books); * Historias para Tiago (Poesía-2007-Editorial Alebrijes-E-books); * En nombre de sus nombres (Poesía-2008-Editorial Alebrijes-E-books); * Réquiem por los pájaros (Narrativa-2010-Editorial Alebrijes-E-books)

Archivo del blog

Datos personales